DISCOS DUROS

Ing. Marcelo Romo Proaño

 

El disco duro (hard disk) es una unidad de almacenamiento magnético de la información. Es un disco metálico (normalmente de aluminio) recubierto con una capa de material magnetizable por sus dos caras (usualmente níquel).

El disco duro magnético está dividido en pistas concéntricas. Cada pista se divide en igual número de bloques radiales denominados sectores. La capacidad de almacenamiento en bytes por cada pista es variable, dependiendo del tamaño de la misma y de la densidad de grabación. En todas las pistas de un mismo disco (desde las exteriores hasta las interiores) cabe la misma cantidad de información, lo que se consigue grabando con mayor densidad en las pistas interiores y menor densidad en las pistas exteriores.

El disco duro normalmente permanece fijo dentro del sistema, aunque existen computadores que admiten discos duros separables del sistema, que pueden ser reemplazados.

Por su gran velocidad de acceso aleatorio a la información (puede llegar a una media de 7 milisegundos), y por su elevada capacidad de almacenamiento (hasta 23 Gbytes), se lo utiliza como unidad de memoria exterior activa (interviene en el procesamiento), que interactúa constantemente con la memoria electrónica de los ordenadores (memoria RAM).

Para grabar o leer la información, el disco está girando constantemente (hasta con velocidades de 10000 revoluciones por minuto). Existe un brazo exterior al extremo del cual se hallan dos cabezas de lectura-grabación (una por cada cara). Según la pista y sector sobre los que se quiera grabar o leer, el brazo se mueve hacia el exterior o interior del disco hasta la pista deseada y el momento de pasar por el sector respectivo, la cabeza apropiada lee o graba la información. La cabeza no toca físicamente al disco, sino que lo sobrevuela; para ello existe permanentemente un colchón de aire entre la cabeza y la superficie del disco. Si no hay contacto no hay rozamiento, y tanto las cabezas como el disco duran más. Un aterrizaje de una cabeza sobre el disco provoca que ambos queden inutilizados, de ahí la conveniencia de obtener copias de seguridad de la información almacenada en el disco.

Las necesidades actuales de almacenamiento masivo de la información han determinado que los discos duros modernos sean en realidad varios discos agrupados en torno a un eje común. Dentro de dicha unidad, hay tantos brazos de acceso como discos existan, con lo que se multiplica considerablemente la capacidad de almacenamiento, sin disminuir la velocidad de acceso a la información.

Existen dos tipos de discos duros empleados en microcomputadores, que aún se mantienen en el mercado: IDE (integrated drive electronics / electrónica integrada al disco) y SCSI (small computer system interface / interfaz del sistema para computadores pequeños).

 

Discos Duros IDE

Son discos duros cuya electrónica de manejo está incorporada al propio disco, por lo que son los más económicos. El tiempo medio de acceso a la información puede llegar a 10 milisegundos (mseg). Su velocidad de transferencia secuencial de información puede alcanzar hasta 3 Mbytes por segundo (Mbps) bajo la especificación estándar y hasta 11 Mbps bajo la especificación mejorada (Enhanced IDE / EIDE). Su capacidad de almacenamiento en discos modernos alcanza hasta 8 Gbytes). Los controladores IDE pueden manejar hasta 2 discos duros en la versión estándar y hasta 4 discos en la versión mejorada EIDE.

 

Discos Duros SCSI

Son discos duros de gran capacidad de almacenamiento (desde 5 Gbyte hasta 23 Gbytes). Se presentan bajo tres especificaciones: SCSI Estándar (Standard SCSI), SCSI Rápido (Fast SCSI) y SCSI Ancho-Rápido (Fast-Wide SCSI). Su tiempo medio de acceso puede llegar a 7 mseg y su velocidad de transmisión secuencial de información puede alcanzar teóricamente los 5 Mbps en los discos SCSI Estándares, los 10 Mbps en los discos SCSI Rápidos y los 20 Mbps en los discos SCSI Anchos-Rápidos (SCSI-2).

Un controlador SCSI puede manejar hasta 7 discos duros SCSI (o 7 periféricos SCSI) con conexión tipo margarita (daisy-chain). A diferencia de los discos IDE, pueden trabajar asincrónicamente con relación al microprocesador, lo que los vuelve más rápidos.

 

En los últimos años han empezado a desarrollarse nuevas tecnologías de discos duros que permiten superar las limitaciones de capacidad de transferencia de información de los discos IDE y SCSI, y que incrementan la capacidad total de almacenamiento. Estas nuevas tecnologías están siendo utilizadas inicialmente en sistemas RISC, minicomputadores y main frames, pero se espera su próxima introducción en servidores tipo PC. La industria de la computación no ha tomado aún partido por ninguna de esas tecnologías, pero las más destacadas son: Ultra-SCSI, Ultra-SCSI-2, Serial Storage Architecture y Fibre-Channel.

 

Ultra-SCSI y Ultra-SCSI-2

También se las conoce como tecnologías FAST20, siendo consideradas por los expertos como un paso intermedio hacia las interfaces seriales. Ultra-SCSI y Ultra-SCSI-2 representan la última mejora de la tecnología SCSI, que aprovecha las grandes capacidades de los buses locales. Ultra-SCSI y Ultra-SCSI-2 implementan el nuevo protocolo SCSI-3, permitiendo un incremento en la velocidad de transferencia de información hasta 40 MBps para conexiones de 16 bits y hasta 80 Mbps para conexiones de 32 bits. Ultra-SCSI y Ultra-SCSI-2 siguen siendo implementaciones paralelas en las que se ha duplicado la velocidad del reloj del bus, pudiendo coexistir con dispositivos SCSI de tecnologías anteriores, pero por eficiencia es preferible que esos otros dispositivos se conecten a adaptadores independientes.

 

Serial Storage Architecture

La Arquitectura de Almacenamiento Serial (Serial Storage Architecture / SSA), desarrollada por IBM, es una implementación serial del conjunto de comandos de la tecnología SCSI-2. SSA no ha sido implementada como un bus sino más bien como una serie de pequeños saltos independientes entre hasta 126 dispositivos autoconfigurables (self-configuring) y conectables en caliente (hot-pluggable).

Uno de los atributos más importantes de SSA es su "Reutilización Espacial", que permite la existencia de más tráfico en un bus e incrementa el ancho de banda. La mayor limitación de la tecnología SSA es el ancho de banda máximo de 20 MBps para cualquier componente de la cadena, pero el bus puede soportar hasta 80 MBps. IBM considera a SSA como una solución universal y económica para almacenamiento local.

En un futuro próximo se espera que SSA duplique su velocidad de 20 MBps por nodo a 40 MBps, y de un ancho de banda total del bus de 80 MBps pase a 160 MBps.

 

Fibre Channel

Esta tecnología se basa en el trabajo realizado por el Comité de Canales de Fibra (Fiber-Channel Committee) de la IEEE. Fibre Channel (FC) es una interfaz serial que, a pesar de su nombre (muy parecido a fiber ....), no requiere conexiones de fibra óptica (puede utilizar cable de cobre o fibra óptica, indistintamente). Está basada en comandos SCSI-3, que soportan hasta 126 dispositivos autoconfigurables y conectables en caliente, en conexión tipo margarita. Fibre Channel está evolucionando hacia varias topologías que incluyen Punto a Punto (Point-Point), Estructura Conmutable (Fabric), y Cadena Arbitrada (Arbitrated Loop), con diversas velocidades de transferencia, de hasta 100 MBps simultáneamente en cada dirección (hasta 200 MBps en conexiones análogas a full duplex).

Los promotores de Fibre Channel Arbitrated Loop (FC-AL) argumentan que esta tecnología tolera mejor la falla de los discos, y debido a sus lazos cercanos con los canales de fibra puede ser utilizada como una interconexión universal tanto para sistemas como para almacenamiento. Empresas como Adaptec, BusLogic, Hewlett-Packard, Q-Logic, Quantum, NCR y Seagate están detrás de su desarrollo. Los partidarios de la tecnología SSA argumentan que los defectos de FC-AL son su alto costo y su alto consumo de energía. IBM apoya ambas interfaces: SSA para almacenamiento y Fiber Channel para interconexión de sistemas.

ArticulosRegresar